¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral?. Acercate!
¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral del IBV?
ergodis_ico
Método de adaptación ergonómica de puestos de trabajo
para personas con discapacidad

Cómo organizar la distribución y el reparto de tareas

En numerosas ocasiones, la adaptación del puesto de trabajo no es nada material (como por ejemplo adquirir nuevos equipos o usar productos de apoyo) sino que puede consistir únicamente en modificar aspectos organizativos. Este tipo de intervenciones, si son posibles, son muy efectivas y tienen un coste muy bajo o nulo. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Extender o ampliar el trabajo, es decir, procurar que el mismo trabajador realice varias operaciones sucesivas dentro de la misma actividad en vez ser ejecutadas por varias personas diferentes.
  • Enriquecer el trabajo, es decir, procurar que el trabajador realice operaciones sucesivas que pertenezcan a actividades diferentes en vez de ser ejecutadas por varias personas.
  • Cambiar de actividad.
  • Realizar pausas de descanso para aliviar la fatiga producida por la carga de trabajo, no sólo física sino también sensorial y/o mental, y por las condiciones ambientales y sociales del entorno. Las pausas deben ser tanto más frecuentes y/o prolongadas cuanto más estático sea el esfuerzo que realiza el trabajador, sobre todo en posturas forzadas o asimétricas.

Otra posibilidad es lo que se conoce como reorganización de trabajo. La reorganización se aplica a la naturaleza del trabajo y, en su forma más simple, implica suprimir las actividades no esenciales del trabajo que se encuentran más allá de la capacidad de una determinada persona. Esto, obviamente, requiere un análisis detallado para identificar las demandas y capacidades mentales, físicas y sensoriales involucradas en la actividad.

El examen detenido de dicho análisis, junto con la discusión con el interesado y demás personas involucradas, puede desvelar las partes del trabajo que se consideran esenciales y aquéllas que no lo son. Estas últimas pueden eliminarse o asignarse a otra persona. Por ejemplo, una actividad ocasional de un cajero es la recarga del cajero automático. Si el trabajador es usuario de silla de ruedas, puede que le sea imposible acceder a la parte trasera del cajero. La reorganización, en este caso, implicaría repartir esta tarea entre el resto de compañeros. Como contraprestación el trabajador puede realizar alguna tarea adicional de los demás para la que esté preparado.

Variación de tareas / rotación de puestos

Pausas. Fuente: Mcphee.com


Volver