¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral?. Acercate!
¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral del IBV?
ergodis_ico
Método de adaptación ergonómica de puestos de trabajo
para personas con discapacidad

Aspectos previos

Ante una evaluación, rediseño o adaptación de un puesto de trabajo, pueden plantearse algunas de las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué ventajas tiene el concebir o adaptar un puesto de trabajo desde el punto de vista de la ergonomía?.
    • La consideración de los aspectos ergonómicos y organizativos en la etapa de concepción y diseño del puesto de trabajo permite que el trabajador realice la tarea con mayor eficiencia, comodidad y salud. En el caso de las personas con discapacidad, un entorno ergonómico puede facilitar o posibilitar la realización del trabajo.

  • ¿Cuando hay que adaptar el puesto de trabajo?.
    • Las adaptaciones de los puestos se realizan cuando existen desajustes entre las demandas del puesto de trabajo y las capacidades de los trabajadores. Por tanto, lo más efectivo es contemplar los aspectos ergonómicos en la etapa de concepción y diseño del puesto. Las adaptaciones posteriores son posibles, pero suponen la modificación del puesto ya existente, y por tanto podemos encontrarnos con mayores dificultades.

  • ¿Hay que considerar únicamente aspectos del puesto sin tener en cuenta las características del trabajador que va a ocupar ese puesto?.
    • Un puesto bien diseñado ergonómicamente requerirá pocas modificaciones, independientemente de la persona que lo ocupe. No obstante, es necesario realizar una evaluación del puesto con el trabajador seleccionado , para ver posibles interacciones entre sus características y las del puesto. Este aspecto es especialmente importante si el trabajador es una persona con discapacidad. Se han de considerar tanto las características del trabajador (antropometría, características físicas, problemas de salud, valoración funcional) como sus preferencias, lo que permite no solo que el trabajo se ajuste a la persona, sino mayor satisfacción en el trabajador.

  • ¿Tendré que modificar muchas cosas?, ¿será caro?, ¿será compatible con el funcionamiento de la empresa?
    • Aunque un puesto esté bien diseñado, puede que sea necesario realizar alguna adaptación específica para una persona con discapacidad. Por ello, siempre hay que evaluar cada caso concreto. De cualquier manera, si los puestos están diseñados ergonómicamente, los cambios a implementar serán menores.
    • El coste de una adaptación, no tiene porque ser elevado: en muchos casos puede ser nulo o muy bajo. Muchas intervenciones consisten en la modificación de los factores organizativos y de la distribución espacial, o bien en la correcta formación. Son muy pocos los casos en los que ha de realizarse una inversión importante. No obstante, es importante conocer que en la mayoría de los casos el coste puede recuperarse mediante subvenciones y ayudas.
    • Las adaptaciones pueden ser muy sencillas o más complejas, pero en cualquier caso han de ser compatibles con el funcionamiento de la empresa. Cualquier adaptación debe realizarse desde la perspectiva de los ajustes razonables.


Volver a la página de "recomendaciones ergonómicas y organizativas"