¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral?. Acercate!
¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral del IBV?
ergodis_ico
Método de adaptación ergonómica de puestos de trabajo
para personas con discapacidad

Preparar el entorno y los puestos de trabajo

Persona en silla de ruedas adaptada a su puesto de trabajoLa adaptación de un puesto de trabajo a una persona con discapacidad resulta más sencilla si desde la etapa de concepción del puesto de trabajo se consideran los criterios de diseño adecuadados. En este aspecto la Ergonomía aplicada al diseño de los puestos de trabajo juega un papel esencial, ya que un puesto bien diseñado desde el principio se ajustará a la gran mayoría de trabajadores sin necesidad de realizar cambios posteriores .

Otras consideraciones que podemos hacer son las siguientes:

  • No todos los puestos de trabajo requieren ser adaptados. En muchos casos de empleo de personas con discapacidad no se detectan desajustes entre las demandas de la tarea y la capacidad funcional del trabajador.

  • En muchos casos las adaptaciones realizadas no tienen tanto que ver con la discapacidad del trabajador sino con la falta de criterios ergonómicos generales en el diseño de los puestos. La adaptación, en estos casos, supone un claro beneficio no solo para el trabajador con discapacidad sino también para el resto de trabajadores que desarrollan su actividad en dichos puestos.

  • El coste de la adaptación de un puesto de trabajo puede ser bastante reducido si se realiza un análisis previo adecuado. De la totalidad de estudios de adaptación realizados por el IBV, en más de un 40% las adaptaciones realizadas no implicaron coste alguno. La mayoría de las adaptaciones se realizaron sobre elementos espaciales u organizativos(redistribución de tareas, modificación de la forma de hacer el trabajo, cambio de ubicación de elementos, etc.), y un 90% de dichas adaptaciones supusieron un coste inferior a la subvención máxima concedida por la administración (900 €).

  • En cualquier caso, las adaptaciones realizadas no han de suponer un coste económico ni organizativo excesivo. Uno de los principios que debe ponderar es el de realizar adaptaciones con ajustes razonables.