¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral?. Acercate!
¿Conoces la Comunidad de Salud Laboral del IBV?
ergodis_ico
Método de adaptación ergonómica de puestos de trabajo
para personas con discapacidad

Diseño del espacio de trabajo

Reglas básicas para diseñar espacios y equipos

En el diseño o rediseño de espacios y equipos, es necesario plantearse las siguientes cuestiones:

¿Cuál es el espacio disponible para realizar la tarea?. Valorar tanto el espacio de trabajo como las zonas de paso, el espacio dedicado al almacenaje, etc.

  • ¿Qué equipos necesito (mobiliario, herramientas, etc) y cuál es la distribución más adecuada?. La clave es seleccionar y distribuir los equipos adecuadamente de forma que la tarea se realice sin la necesidad de realizar posturas incómodas, fuerzas innecesarias, etc, lo que repercutirá positivamente en la eficiencia.
  • ¿Qué tareas que van a realizarse en un espacio concreto y con un equipamiento específico? La definición de las tareas que deben realizarse en una determinada zona y los equipos a emplear es fundamental para el adecuado diseño del espacio de trabajo, es necesario considerar que las tareas llevan asocidas la realización de determinados movimientos, psoturas de trabajo, fuerzas, etc que pueden en algunos casos requerir de mayor espacio de movimiento para los trabajadores.
  • ¿Qué características tienen las personas seleccionadas para realizar las diferentes tareas?. En el diseño de un puesto de trabajo es necesario considerar las características antropométricas de la población que puede ocupar el puesto, limitaciones funcionales, preferencias, experiencia en el puesto, etc.

Adaptar el espacio al trabajador

El principio fundamental del diseño ergonómico es que el espacio de trabajo debe adaptarse a las características del trabajador. En particular, es necesario considerar:

  • La silla y la mesa deben ajustarse a las características del trabajadorLa altura de trabajo debe adaptarse a las dimensiones corporales de la persona y al tipo de trabajo que realiza. La silla, la superficie de trabajo y/o la mesa deben diseñarse como una unidad para lograr posturas cómodas y evitar en la medida de lo posible la adopción de posturas forzadas.
  • El diseño general del puesto de trabajo debe ajustarse a las características antropométricas del trabajador.
    • Altura de la cabeza: los objetos que haya que contemplar deben estar a la altura de los ojos o un poco más abajo porque la gente tiende a mirar algo hacia abajo.
    • Altura de los hombros: hay que evitar colocar por encima de los hombros objetos o controles que se utilicen a menudo.
    • Alcance de los brazos:
      • Los objetos deben estar situados lo más cerca posible al alcance del brazo para evitar la extensión forzada de los brazos o la flexión de tronco al alcanzar o sacar objetos.
      • Hay que mantener los materiales y equipos de uso frecuente cerca del cuerpo y de frente al trabajador.
    • Altura del codo: hay que ajustar la superficie de trabajo para que esté a la altura del codo o algo inferior para la mayoría de las tareas habituales
    • Longitud de las piernas
      • La altura del asiento debe ajustarse a la longitud de las piernas y a la altura de la superficie de trabajo. Propocionar, si es necesario, un reposapiés para que las piernas no cuelguen y estén bien apoyadas y sin presiones
      • Dejar espacio para poder estirar las piernas, el espacio para las piernas debe ser suficiente para que los trabajadores de mayor estatura puedan estirar las piernas cómodamente.
  • En general, los alcances deben diseñarse considerando a los usuarios con dimensiones antropométricas más pequeñas. Por contra, las holguras deben considerar las dimensiones de las personas de mayor tamaño.

El diseño general del puesto de trabajo debe ajustarse a las características antropométricas del trabajador

Evitar la manipulación de cargas

En ergonomía, uno de los princios básicos es evitar la manipulación manual de cargas siempre que sea posible. Los esfuerzos requeridos al manipular una carga deben estar dentro de los límites fisiológicamente deseables. Los movimientos corporales deben seguir un ritmo natural, de tal forma que se logre una armonía entre la postura, la fuerza ejercida y el movimiento corporal.

En relación con la postura y esfuerzo corporal, hay que prestar atención a :

  • El espacio de trabajo disponible para realizar una tarea, debe permitir que el trabajador adopte diferentes posturas de trabajo, el espacio debe favorecer la movibilidad.
  • El espacio de trabajo debe favorecer que el trabajador mantenga una postura vertical y mirando al frente mientras realiza su actividad. Si la tarea impone demandas visuales, los puntos de trabajo necesarios deben ser visibles manteniendo la cabeza y el tronco rectos, o bien con una ligera inclinación de la cabeza hacia delante. Evitar las posturas forzadas y asimétricas.

Evitar las posturas forzadas y asimétricas

El trabajador debe poder mantener una postura vertical y mirando al frente mientras realiza su actividad
  • Lo ideal es que el trabajador pueda elegir o al menos alternar entre la postura de pie y sentada. Si hay que optar por una de estas dos posturas se preferirá, en general, la sentada.
  • Si el trabajo se realiza sentado:
    • El trabajador debe poder alcanzar los elementos de trabajo de uso habitual sin alargar excesivamente los brazos ni girarse innecesariamente.o	El trabajador tiene que poder llegar a todo su trabajo sin alargar excesivamente los brazos ni girarse innecesariamente
    • La posición correcta es aquella en la que la persona está sentada recta frente a la superficie de trabajo.
    • La mesa y la silla de trabajo deben ser diseñados de manera que la superficie de trabajo se encuentre aproximadamente al nivel de los codos.
    • La espalda debe estar recta y apoyada en el respaldo y los hombros deben estar relajados.
    • De ser posible,proporcionar algún tipo de soporte ajustable para los codos, antebrazos o manos si la tarea lo requiere.
    • Los pies deben apoyar cómodamente en el suelo, si no es así, conviene proporcionar un reposapiés. El espacio de trabajo debe permitir los cambios de postura de las piernas hacia delante y debajo del asiento.
    • Si el trabajador ha de permanecer mucho tiempo sentado, las superficies de apoyo del asiento deben disponer de acolchado firme, cómodo y transpirable.
  • Las tareas deben realizarse con las articulaciones corporales aproximadamente en el tercio medio de su rango de movilidad y no en los extremos de dicho rango durante períodos de tiempo prolongados.
  • Las posturas no deben causar fatiga por esfuerzo muscular estático prolongado. Cada postura que se adopte debe tener un apoyo estable. Por otra parte hay que favorecer los cambios de postura con relativa frecuencia.
  • En lo que respecta a las tareas que se desarrollen de forma ocasional, es necesario asegurar que no deben ejercerse fuerzas manteniendo los brazos por encima de la altura del corazón. Si se requiere un trabajo manual ligero en esta postura es imprescindible que los brazos tengan un apoyo adecuado. Para tareas de manipulación es preferible una altura intermedia entre el nivel del codo y del hombro del trabajador.
  • Hay que evitar el esfuerzo estático prolongado de un mismo músculo.

Proporcionar un patrón de movimientos adecuado

  • Los movimientos corporales deben estar equilibrados, es necesario tener en cuenta que es preferible el movimiento a la corporales. Es preferible el movimiento a una inmovilidad prolongada.
  • Los movimientos que exijan gran precisión no deben requerir esfuerzos musculares considerables. Cuando el trabajo requiera realizar movimientos de tipo repetitivo hay que considerar que ambas manos deben iniciar y finalizar el movimiento simultáneamente.

Volver